comics , Spoilers Lunes, 24 noviembre 2014

¿Vale la pena engancharse con Gotham, The Flash o Constantine? Este es nuestro veredicto

Podríamos empezar este post con un WHY DC WHY, quejándonos de cómo DC se enreda lanzando casi en simultáneo tres series sin relación entre sí y en canales distintos mientras que, al frente, Marvel construye un universo audiovisual solido y con excitantes posibilidades. En fin, esto es lo que hay: The Flash, Gotham y Constantine. Cada una es muy distinta de la otra. ¿Valen la pena empezar a verlas en un mundo con tantas otras series de televisión esperándonos? Aquí vamos:

 

La buena: The Flash

31827

La serie de la temporada. Foto: CW

Después de la agonía que fue Smallville, dejé de ver series de CW para siempre. Así que nunca me enganché con Arrow, la serie que sigue las aventuras de Oliver Queen. Si no tiene barba ni es comunista, no es Oliver Queen, me dije. Pero todo el mundo insiste en que la serie se pone muy bien en la segunda temporada. No pensaba verla hasta que vi The Flash.

Así de buena está The Flash, que es un spin-off de Arrow y si ésta resulta tan buena como la flamante serie del Hombre Más Rápido, créanme que vale la pena. Los mejores episodios (el 1 y el 4) tienen referencias a la serie madre, pero no teman: no es imprescindible haber visto Arrow para disfrutar The Flash.

Los fans del cómic disfrutarán que varios de los personajes secundarios hayan sido tomados de los cómics  (aunque no diremos qué en superhéroes o supervillanos se convertirán, para no spoilear más de la cuenta). Nuevamente, no teman, amigos no-fans: no es necesario haber leído ni un cómic para disfrutar esta serie.

La serie coquetea con el formato “villano-de-la-semana” establecido por Buffy y explotado hasta el hartazgo por Smallville, pero no cae en la fórmula fácil y, más bien, se esmera por romper la predictibilidad. Todo esto, hay que decirlo, siempre encuadrado dentro del formato de serie juvenil de CW (es decir, apta para todos a lo PG-13 gringo, no a lo británico whovian). Es decir, no esperen nada muy sofisticado, aunque el piloto utilice un recurso visual al estilo Sherlock (que nunca más se vuelve a usar).

Por otro lado, los efectos y las escenas de acción están impecables (estoy pensando, especialmente, en la escena del camión en el capítulo del Captain Cold). Además, que Barry sea policía forense (como en los cómics) abre un abanico de posibilidades tipo CSI que puede resultar muy bien.

La serie se preocupa por armar un cast interesante y con personajes bien ensamblados, además de lo que quizás sea su mayor acierto: utilizar la muerte de la madre de Barry Allen como catalizador de todo lo demás. Este es un añadido relativamente reciente a los mitos de Flash (es una historia del 2009 de Geoff Johns; lo mejor que ha hecho este pata, quien, por cierto, es uno de los productores de la serie).

Barry Allen es apropiadamente nerd, como todo buen protagonista peterparkeriano post-Big Bang Theory. No hay mucha química con Iris West pero vamos a ver. El villano (¿alguna pista sobre quién es?) promete una apropiada tensión paternal a lo Norman Osborn. Y me encanta que el padre de Barry sea John Wesly Shipp, el Flash de la visionaria serie de los 90.

Es muy raro que una serie de este tipo empiece tan bien, con todos los elementos tan bien ensamblados entre sí. Está tan buena que ya me animó a ver Arrow.

Capítulos emitidos: 6.
Capítulos vistos: 6.
Estatus actual: top de los torrents.

 

La mala: Gotham

950f91ae20bf7a191d9af30b30504ac2

Esto es lo mejor de la serie. Foto: FOX

Por dios. Por dónde empezar. Quizás la pregunta principal es: ¿Por qué se siente tan decepcionante?

  • Primero, el setting es muy prometedor. Series de Batman sin Batman han sido muy exitosas en los cómics (GCPD, Gotham Central, Streets of Gotham), con historias sólidas, memorables y sin concesiones.
  • Además, el casting es sencillamente perfecto. Quizás sea lo mejor de la serie y lo que más prometía en los avances. Salvo su peculiar versión de Alfred, cada uno de los personajes parece la materialización del diseño de los cómics, en particular, de la pluma de Alex Ross. Hasta el Bruce Wayne niño es idéntico al de la emblemática portada del Batman 404 de Mazzuchelli. Impresionante.
  • Por último, el personaje central era Jim Gordon, gran personaje cuyos primeros años han sido explotados muy bien por Miller, Nolan y varios otros.

Pero, por dios, la serie no sabe lo que quiere. O, mejor dicho, no sabe qué Batman está adaptando. Los guiños de tecnología ucrónica (máquinas de escribir, celulares viejos, los modelos de automóviles) dan cierto indicio de un mundo atemporal, como en las películas de Tim Burton (o la serie animada). ¿O es “realista” a lo Nolan o Gotham Central? ¿Qué es lo que nos está contando? ¿Una historia de mafiosos o de supervillanos? ¿O, a lo The Dark Knight, cómo unos desplazan a los otros?  ¿De verdad tenían que meter a “Ballon Man“? ¿O querían mandarse un homenaje al Batman psicodélico de los 60?

Esta serie tiene un trastorno de personalidad múltiple. Lo siento, productores de Gotham, pero únicamente Grant Morrison es capaz de juntar todas las versiones y estilos de Batman a lo largo de la historia en un solo producto. Ustedes no pueden.

Ah, pero falta lo peor:

Adivina, adivinador.

Adivina, adivinador, ¿quién será este personaje? Duh.

Esta serie nos trata como idiotas. ¿Es necesario que en todos los capítulos se remarque que le dicen “cat” a Selina Kyle? ¿Podemos tener un capítulo en que no se nos restriegue en la cara que ese patita E. Nygma que trabaja en la policía se convertirá en el Acertijo? ¿De verdad tenían que hacer que Cobblepot oooodie que le digan Pingüino? ¿Y que quiera serruchar a una jefa que se apellida Fish? Por dios, ya puedo ver cómo va a acabar esta temporada: Penguin eats Fish. Ya puessss.

Lástima, la serie tenía gran potencial.

Capítulos emitidos: 9
Capítulos vistos: 7
Estatus actual: abandonada hasta nuevo aviso.

 

La fea: Constantine

En serio, qué onda con la corbata. Foto: NBC.

En serio, qué onda con la corbata. Foto: NBC.

¿Soy el único al que el casting de Matt Ryan como John Constantine no le convence? O sea, vamos, después del fiasco de Keanu Reeves, entiendo que todo el mundo ande emocionado. Pero, no sé, quizás es culpa del diálogo: es como si los guionistas se esforzaran en que el personaje suene cool, en vez de dejarlo ser cool. Quizás también es el look: todo el rato siento que estoy viendo un cosplay de Constantine, en vez de una persona que naturalmente se viste así.

Quizás mi problema es que, como con Gotham, siento que hay mucho potencial desperdiciado aquí. Después de Supernatural –que se robó su feeling y sus historias de los cómics de Vertigo–, una adaptación de Hellblazer no podía ser tan… convencional. Y no solo a nivel de historias, que aún no sorprenden, sino, también, de producción. Cada vez que veo un capítulo y su temática oscura no puedo evitar pensar cómo lo hubiera dirigido Cary Fukunawa, el de True Detective.

Pero quizás el problema soy yo, esperando ver algo más HBO (cable premium), en vez de NBC (señal abierta). Quizás hubiera resultado mejor. Pero puedo estar siendo injusto. Y, en honor a la verdad, hay que decir que los productores de Constantine se la han fajado a pesar de estar donde están. A pesar de las regulaciones y prohibiciones, finamente en los capítulos recientes han logrado mostrar al personaje con uno de sus emblemáticos cigarrillos (que, en los cómics, dan pie a una de sus historias más memorables). Incluso han deslizado que no descartan mostrar su bisexualidad.

También hay que reconocer que, a diferencia de Gotham, han sido mesurados en los guiños a otros personajes de los cómics místicos de DC (Dr. Fate, Spectre, Swamp Thing). Además, claro: Newcastle. Sí, saben dar nerdgasmos.

La serie tiene mucho potencial si se da cuenta de algo crucial: llegó muy tarde. Muchas de las ideas exploradas en los cómics de Hellblazer en los 90 e inicios del 2000, ya han sido tomadas, explotadas y exprimidas por muchas otras series y películas de terror. En esta serie se extraña la frescura y la originalidad del cómic, pero yo todavía tengo la esperanza que le pase como a Agents of SHIELD: que el final de la primera temporada haga que todo valga la pena y que la segunda sea espectacular. Que El Primero de los Caídos lo permita así.

Capítulos emitidos: 5
Capítulos vistos: 4
Estatus actual: Dándole oportunidades.