Spoilers Lunes, 20 enero 2014

Sherlock, la tercera y mejor temporada

(Quise esperar una semana para que todos se pongan al día. ¿Está bien esa frecuencia? ¿O prefieren que salgan los reviews al toque? Vayan avisando.) 

¿Cuánto tiempo vamos a esperar hasta que regresen todos ellos?

foto: BBC

foto: BBC

Por supuesto, la serie se llama «Sherlock» pero esta temporada ha girado absolutamente alrededor de sus relaciones personales. El Sherlock de las dos temporadas anteriores fue construyéndose poco a poco como alguien que aprendía a empatizar con la gente que lo rodeaba. Cambió tanto que su única salida –narrativamente– era la muerte (no es casualidad que les recuerda a Sandman; apunten: Moffat trabaja con Gaiman en Doctor Who).

El Sherlock resucitado es alguien que abiertamente asume sus relaciones interpersonales hasta tal punto que se burla de la soledad de Mycroft. Sherlock ya no es una serie sobre él (ni sobre él y su sidekick), sino una serie sobre el pequeño mundo ha construido para evitar descender en una espiral de drogas y soledad. Pero también es el pequeño mundo extendido que –otra vez, narrativamente– todas las leyendas necesitan (y no puedo evitar aquí los paralelos a lo que ha hecho Morrison con la Batman Family, precisamente, mira tú, junto a su muerte y resurrección).

Lo que está haciendo Moffat (y Gattiss) es crear el nuevo canon. Tomar pequeños guiños, breves insinuaciones, meros detalles de las historias de Conan Doyle y convertirlos en mitos. Es, realmente, el Sherlock del siglo XXI.

anigif_enhanced-buzz-11102-1389636425-6

YAPITAS:

  • Si van a extrañar Sherlock hagan lo que yo: bájense Jeckyll, es Moffat adaptando al siglo XXI de la historia del Doctor Jekyll y Mister Hyde. O vean Doctor Who. Si les da miedo, sólo miren Blink (no necesitan haber visto nada más). Háganme caso.
  • La serie no se cansa de demostrar lo brillante que puede ser para mostrar visualmente los procesos mentales de Sherlock o sus andanzas tecnológicas (como los mensajes de texto antes y, en el segundo capítulo, sus chats grupales). Incluso utiliza su propio lenguaje para despistarnos en el caso de los falsos google glasses de Magnussen. Ya muy capos, ya.
  • Me encantan las mil vueltas que le dan con los títulos originales de Conan Doyle. Empty House (el cuento en el que volvía Holmes) – Empty Hearse. The Sign of Four (la historia que introdujo a Mary Watson) – Sign of Three (¡y lo que significaba!). Y, claro, His Last Bow (la última historia de Holmes) – His Last Vow (su promesa de proteger a la familia Watson).
  • Al inicio, The Sign of Three me pareció de lo peor: una forma de forzar el cast extendido del que habíamos hablado. Divertido todo, incluida la borrachera. Poro olvidable… hasta que, de pronto, durante el brindis, todo se acelera y se cierra el círculo. Capos. Y ese final… Oh, what a night.

anigif_enhanced-buzz-4665-1389124292-17

  • Me encanta que el chantajista Magnussen sea, evidentemente, Rupert Murdoch.
  • Qué gran personaje es Mary Watson, qué bien cómo la fueron construyendo en cada capítulo (y qué genial que la actriz sea la pareja de Martin Freeman en la vida real). La escena en la que dispara a Sherlock hasta que él despierta es, probablemente, de lo mejor que ha hecho la serie.
  • Debo decir que yo hubiera cortado el final un minuto antes. O sea, hacer que Sherlock simplemente se dé media vuelta le quitó todo el peso dramático a su decisión de matar a Magnussen. Pero, por otro lado…

anigif_enhanced-buzz-5181-1389635544-4-1

D̡͙̟̤͍̖̫̙̘͟͢Ị̷͜͡D͘͜҉̣̝̠̞ͅ ̴̣̹̠̱̥̻Y͙̯O̵͇Ù͎̫̗̰͖̯̟͘ ̵͎͖͚̣͝M̬͖͇͍̺Ị̳͈̬̟͈̫́S̴̮̱̗S҉̸̸̳̬̤̫̹̞ͅ ̹͖̣̯͉ͅM̼̥̣̭͎̫E͇̝̙

Secured By miniOrange